lunes, 29 de octubre de 2012

Marketcoach – Más que palabras que suenan bonito







Hola Buenos días para todos nuestros lectores:


Hoy nuestro tema de editorial es “Marketcoach – Más que palabras que suenan bonito”. Luego de haber estudiado por  bastantes  años otras filosofías  como la programación neurolingüística, el Coaching, corrientes positivistas y algunas mas, he llegado a la conclusión que todas ellas sin algo más de  fondo, son solamente palabras  bonitas que se las  lleva el viento.

Cuando comencé con esta onda de aprender cómo poder capacitar y programar personas con el objetivo de hacerme y hacerlos más competitivos, me encontré con muchas cosas que me marcaron, otras  que me aburrieron, otras que me alejaron y otras que me hicieron desconfiar ya que  no las consideraba creíbles o formadoras para los seres humanos reales.

Recuerdo que empecé  con temas de programación neurolingüística conocido  como el PNL hace unos 8 años; investigué, me inscribí a cursos, asistí a tutoriales, es decir me sumergí de lleno.

El origen de la PNL no fue como se cree popularmente, debido a la curiosidad sobre la forma en que algunas personas parecen ser mucho mejores en ciertas tareas que otras que participan en la misma actividad.

De hecho, fue casi un accidente, o dos accidentes, para ser precisos.

En primer lugar, Richard Bandler, creador y co-desarrollador de la PNL, conoció a Virginia Satir (creadora de la terapia sistémica familiar), a principios de los 70's cuando él estaba trabajando con la editorial de Virginia, Science and Behavior Books, editando transcripciones de Fritz Perls (padre de la terapia Gestalt), que incluía ver videos y escuchar cintas de audio de Perls en el trabajo para el libro Eyewitness to Therapy. La editorial decidió intentar un libro similar sobre el trabajo de Satir y contrataron a Bandler para grabar los talleres que ella hacía en el Cold Mountain Institute, cerca de Vancouver.

Fue durante estos períodos cuando Bandler inadvertidamente "modeló" ciertos patrones de comportamiento utilizados por los dos terapeutas en sus sesiones.

Trabajando inicialmente con su compañero de estudios Frank Pucelik, Bandler desarrolló una capacidad de replicar los resultados terapéuticos de Perls y el paso siguiente consistió en transmitir este conocimiento a los estudiantes en un curso sobre la terapia Gestalt. Como Frank tenía conexiones con la Universidad de California, consiguió que le asignaran un salón para usarlo con regularidad.

Así nació este modelo, originariamente centrado en el cambio personal y la comunicación, que se ha empleado con gran éxito en terapia, salud, educación, ventas y empresas.
¿Qué traduce y qué es PNL?:
Programación: Nuestro cebro funciona con programas como si fueran un software que cada uno de nosotros crea en función de sus circunstancias, y que generan una percepción del mundo. Estos programas pueden ser actualizados mediante la aplicación de la tecnología adecuada, para que nos sean más útiles y eficientes

Neuro: Toda la información que obtienen nuestros 5 sentidos es trasladada a través de las neuronas a los “programas” después del adecuado proceso de filtrado, que en cada caso siempre es personal, es decir, único y diferente para  cada uno.

Lingüística: El lenguaje es la expresión externa de cómo percibimos el mundo. Del análisis de la comunicación y del lenguaje deviene un mejor conocimiento del otro y de mí mismo, pues yo también me comunico conmigo constantemente, de una manera determinada.

Después de conocer y estudiar el tema, en una de sus  facetas terminé con la idea de algunos de Sus expositores, pertenecientes a la línea denominada positivismo, la cual consideré siempre muy irreal. Como habitualmente digo, es creer  que la vida es -Alicia en el país de las maravillas,  muy alejado de la vida real. Eso de creer que por ser positivo nunca me va pasar nada malo o de suceder, pase lo que pase, yo siempre seré positivo, me es difícil de asumir y más aún, de transmitir. Esto tendría  validez en el momento de estar diciendo o escribiendo estas palabras, pero no cuando es usted quien está viviendo la tragedia; esto es tan real como cuando alguien se le  acerca en el funeral de un familiar y le dice: “Yo sé que eso es duro”, ¡No! No sabe lo duro que es porque ni se puede meter dentro de  sus sentimientos, ni está viviendo lo que usted está sufriendo, es decir, es una falacia.

Entonces esa creencia que pase lo que pase siempre piense positivamente, me parece idealista, sin fondo y sin argumentos; le doy cero credibilidad y pienso que es más real, aprender el  manejo de las emociones que producen los picos altos y bajos  en los estados de  ánimo.

De igual manera me decían: “Visualiza el dinero y el dinero llegara”. Por muchos años lo hice, lo visualicé pero en mis bolsillo y menos en mi banco, el dinero llegó. Hice la tarea a consciencia muy pero muy bien; entonces  ¿Qué pasó?

Pasando ahora al tema de Coaching, que pienso mucho más  acertado, creo que de  igual forma, se queda corto porque está muy bien que nos entrenemos, capacitemos y que adoptemos cualidades, como  la disciplina, la pasión, los  valores, que son vitales a la hora de generar una acción a conseguir; pero de igual forma y como ya mencione, se queda corto a la  hora de  buscar un más  allá. El Coaching sin seguimiento no sirve y sin estrategia, menos  y muy estudioso de esta última conclusión, analicé y vi la necesidad de construir una nueva estrategia. Con  base en lo anterior, sumé al programa el factor marketing que es estrategia pura. Me explico: es más  fácil porque el marketing te muestra  el punto donde estás, te proyecta a donde podés llegar, te genera la estrategia y las herramientas para poder hacerlo.

¿Cómo llegamos a esta nueva propuesta? Fue algo curioso. Al lanzar una conferencia, la cual nuestros lectores ya  conocen, como es Marketing Personal – El Arte de Saber  Venderte sobre la cual un  seguidor de una agencia de México escribió en Twitter: “el marketing lo es todo, el Coaching es una farsa”. No lo voy a negar, al principio me molestó  bastante, pero después de un par de días de superar el enojo y analizar su afirmación, llegué a la conclusión que tenía la  razón parcialmente, porque aunque el marketing es fundamental en todo, si éste no  tiene un empoderamiento, una pasión,  amor  por lo que se  hace,  tampoco  sirve para nada. Sino fuera así, no estaría tan fuerte el tema de  neuromarketing, al cual le creo bastante y que es hacia donde se  están dirigiendo las tendencias y los esfuerzos de las empresas. Al analizar este tema, vemos que  tiene de fondo muchos conceptos del empoderamiento, de pasión, de conocimiento del cliente, anticipación,  servicio al cliente, entre otros muchos factores que en otro editorial explicaré  con más detalle y profundidad.

De igual forma, como esta estrategia requiere de una acción para probar lo analizado y esta prueba en un producto se da en su comercialización, entonces decidimos incluir otro ingrediente a esta  nueva corriente de pensamiento que es el de la venta. Para ir  redondeando las ideas, esta nueva  tendencia es la suma del coaching, el marketing y las ventas, es decir. Coaching + Marketing + Ventas =MARKETCOACH.

Esta sumatoria tiene como único fin crear todo un mecanismo de análisis de antecedentes, de capacitación, de proyección, de evaluación y de obtención de lo que se quiere lograr o alcanzar. Aquí hablamos de fundamentos, pruebas, análisis, disciplina, valores, pasión, proyección, auto-conocimiento, respeto por los demás y algo vital, como la coherencia entre lo que se dice y se  hace.

Otra de las cosas interesantes que se busca con esta nueva filosofía, es mostrar al capacitador o facilitador  como lo que es: un ser humano de carne y  hueso que come, ríe, sufre, llora, se deprime, tiene problemas, siente envidias, en algún momento se enfurece, y no como esa figura barata que siempre nos vendieron de un tipo bonachón, siempre sonriente y al que nada malo le pasa o le altera en la vida. Por tal motivo un facilitador de MarketCoach debe hablar  como le parece, con las palabras que vienen a su cabeza, casi que hable más con el corazón que con las cuerdas vocales, dejando esas vocecitas de ultratumba y ese movimiento de manos que parece más  el estilo de un  ilusionista que el  de un forjador  de  mejores personas.

Como nos interesa mucho su  opinión y brindar temas que a usted le gusten, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo de investigación y equipo creativo al correo mercadeo@sowhat.com.ar.

De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo

Héctor Jiménez R.
@chesitoJR
@sowhatcolombia



No hay comentarios:

Publicar un comentario