miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿Buscas pareja o cajero electrónico?







Foto cortesía: Jhonatan Rodríguez de la agrupación Pasabordo.



En uno de los entrenamiento que nuestra empresa ofrece en MarketCoach, tuve la oportunidad de hablar con una persona que me comentaba la posibilidad de la llegada  de una nueva pareja a su vida. Me pareció tan buena la noticia, que no quise perder tiempo y acto seguido, después de la respectiva felicitación le pregunte ¿Bueno y que más me podes contar de él? Con total convicción  me responde: “Mira, es Ingeniero, tiene tres especializaciones, dos maestrías, va a hacer un doctora dentro de muy poco, adicionalmente es presidente de una empresa multinacional y se gana x cantidad de millones de pesos por mes mas bonos a final de año”. Creo que a lo antes mencionado le falto solo dos cositas básicas: una podría ser, saber sí el tipo le gusta, le llena y la otra igual de vital que vendría a ser, sí el mismo pretendiente, le trataba como se lo merece.


No se puede creer que las mujeres que han sido victimas por siglos del machismo estúpido y de la cohibición que el mismo les ha cercenado desde entonces la posibilidad de expresión, crecimiento personal, familiar y profesional, sean como en este caso, las promotores número de su eternización. 


Cuando para iniciar una relación de amistad, laboral o sentimental, se miran primero los diplomas, los apellidos y los estados de cuenta en los bancos; en algún momento de cualquiera de las variables antes mencionadas, se dará una frustración para alguna o ambas partes y se vendrá un inevitable rompimiento. Sencillamente esto es arar en el mar.


Sí nos centramos en el tema sentimental, estaría bueno que las mujeres supieran que cuando el hombre siente que su pareja tiene alguna dependencia económica, por lo regular, abusa de la situación y de allí se desprenden los abusos, las humillaciones, las infidelidades, entre otras muchas cosas. ¿Entonces para que dejarle la puerta abierta al sufrimiento?


Ese concepto del hombre proveedor es una amputación al desarrollo propio de una mujer, es inconcebible y mediático. Esta bien que el hombre sea generador de protección, seguridad, más no, que lo sea de un estatus social o de un benefactor de caprichos.


Es curioso que muchas de estas mujeres que aceptan dicha situación de corazón, por otro lado hablan de la liberación femenina, feminismo, de la igualdad de derechos y no con esto es que acepte o insinué al menos en lo más mínimo, que porque un hombre invita o ayuda a una mujer, tenga el derecho de ser patán, atrevido, irrespetuoso, infiel, o cualquier cosa que la afecte, para nada, solo es darle dos consejos que se resumen en la coherencia entre lo que se piensa, se dice, se hace y que minimice el riesgo de tener malas experiencias con “hombres” seudo pensantes.


Para cerrar quiero decirles que el amor verdadero no conoce de clases sociales, edad, títulos universitarios, finanzas, intereses propios, irrespetos, ni nada que se le parezca; entonces por favor, sí lo que quiere conseguir es un verdadero amor, saque esos mitos de su cabeza, constrúyalo desde el respeto, la independencia, la lealtad y el amor propio. Se lo aseguro que desde allí mucho mejor le va a ir, más seguro se sentirá y mucho más lo va a disfrutar.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR



jueves, 5 de diciembre de 2013

¡Que no mueran los detalles!








Quien no ha escuchado esa famosa frase de “escoba nueva siempre barre bien” cuando empieza una relación laboral, personal, sentimental o de cualquier índole. Parece que la mayoría de las personas se esfuerzan por dar una excelente primera impresión o entregar lo mejor al inicio de las situaciones, pero después de algún tiempo para algunos más corto que para otros, esta vocación empieza a cambiar y todo se transforma en algo plano o rutinario.


Cuantas veces le ha pasado a una empresa que ese ejecutivo o funcionario recién contratado, da unos resultados maravillosos, deslumbra a todos, se proyecta como una de esas personas que podrían llegar a hacerse casi insustituibles y en el corto o mediano plazo se queda sin energía, vocación, pasión e ideas.


Ese amigo que tuvo grandes detalles con usted, le decía que siempre podía contar con él y cuando se dio ese preciso instante de necesitarle se quedo usted sin su ayuda, acompañamiento, consejos, soporte, resumiendo le dejo en el aire y con mal sabor por la situación.

  
Y en pareja es la constante más habitual; porque iniciamos con un sin número de detalles, atenciones, promesas que poco a poco se van esfumando. Es curioso ver como las parejas siempre empiezan el proceso de conquista o los primero momentos de la relación, disfrutando de valores agregados al amor, como sacar tiempo, no importando la cantidad de obligaciones, compromisos o limitantes del mismo, para hablar, escribirse, conectarse vía tecnológica, indiferente, sí es en el día, la noche o la madrugada, porque el sueño y el cansancio no importan en este preciso instante. ni que hablar, de lo que corren para poder verse y al menos darse un beso, esa llamada, ese mensaje al correo o equipo móvil celular, la efusividad del encuentro, la preocupación del bienestar del otro y lo más importante: la prioridad sobre todas las cosas.


Desafortunadamente después de un corto, mediano o largo plazo; porque lo hay para todos los gustos, lo antes mencionado empieza a tener una desaceleración y la intensidad no es la misma. Ahora los problemas del trabajo, si importan, las reuniones son impostergables, el cansancio del día es insoportable, el estrés es inmanejable, ahora sí cuenta dormir, porque sino al día siguiente, no rendirá en sus obligaciones, trafico del transito de la ciudad es impedimento para el encuentro; en fin la lista me puede dar para escribir un libro y no es el objetivo del día de hoy.


Con todo lo anterior estaría bien que analizará algunos aspectos como:


-       ¿Esta tan comprometido(a) con la relación, como al principio o simplemente la mantiene porque es mejor malo conocido que bueno por conocer?


-       ¿Mantiene su relación por amor o simplemente por no estar sin pareja en la vida?


-       ¿Esta seguro(a) que aquellos detalles que le deslumbraron al iniciar la relación aún consiguen ese mismo efecto o tan solo fueron un espejismo?


-       ¿El aire que respira y da vida a su relación, es proporcionado por el amor de pareja o por no quedar en ridículo con su entorno, que le escucho al inicio de la misma, aseverar sin margen al error, que había encontrado la media naranja de su vida?



Piénselo bien y no pierda o haga perder el tiempo a otras personas, no genera falsas expectativas, no engañe, no desaproveche las oportunidades que le da la vida, no sea conformista, valore, viva día a día con intensidad, entrega no importando sí se trata de una relación laboral, de amistad o pareja y no esperemos que algún día le digan: “nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”.



Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su nueva amiga,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR



jueves, 14 de noviembre de 2013

Reinado de Cartagena - ¡Y el circo se repite!





Foto cortesía: http://www.abc.com.py



Acaba de pasar una nueva edición del certamen nacional de la belleza en Cartagena de Indias. Como es habitual, el show mediático de los medios de comunicación es nauseabundo, amarillista, paupérrimo y sin fundamentos.


En un certamen que tiene setenta y ocho años de historia, que se celebra desde 1947 en la heroica, que mueve tanto dinero, que ha permitido que mucha gente adinerada lo sea aun más, tiene tan poco que mostrar a la hora de hacer balances.


Los que defienden el certamen, lo hacen basados en hipótesis tan débiles que es muy fácil desmentirles y se lo demostraré:


-       Generación de ingresos para la ciudad: ¿Los ingresos entran a las arcas de la ciudad o al bolsillo de los pocos de la personas que lo organizan, que cada vez más se lucran y enriquecen en el nombre de todos? El dinero que le queda al pueblo, a la ciudad y en general es muy bajo con respecto al que le queda a los realizadores, entonces no es mucho lo que hay que agradecer; al menos yo no agradezco por limosnas.


-       Publicidad generadora de turismo para la ciudad: Otra falacia, porque Cartagena es una de las ciudades, que en Latinoamérica, más turistas por años ha movido, sin necesidad de dicho certamen. Hasta en los tiempos donde la seguridad nacional estaba tan entredicho, el nivel de ocupación era aceptable o bueno y desde su mejoría es excelente; simple y llanamente porque Cartagena es divina, mágica, amorosa, enamorada, encantadora, sublime en una palabra “indescriptible”. Es una de esas ciudades que no se puede definir, simplemente disfrutar.


-       Crear embajadoras de Colombia en el extranjero: Sí consultan la recordación en el extranjero con el nombre de 10 reinas colombianas ¿De cuantas cree usted que la gente tendría referencia? ¡Muy pocas se lo aseguro! Hagan el mismo ejercicio con nombres como: Falcao García, Gabriel García Márquez, Manuel Elkin Patarroyo, Juanes, Carlos Vives, Pibe Valderrama, Higuita, Mariana Pajón, Fernando Botero, Juan Pablo Montoya, Fabio Parra, Lucho Herrera, Nairon Quintana. ¿Cierto que el resultado es absolutamente contrarío, al de las reinas? ¡Debe ser porque estos, sí son embajadores de verdad y no marionetas maquilladas.


-       Mostrar la grandeza y belleza de la mujer colombiana: Antes que mostrar algo, se debe tener en claro, sí ese algo, se respeta y valora. Creo que eso no pasa en este momento, ya que las cifras indican situaciones absolutamente impermisibles, como por ejemplo: la violencia de genero, discriminación laboral o política, por citar algunos pocos.



Saber que la mujer colombiana es linda, es más fácil de demostrar que el agua moja; con base en lo anterior, sí es una obviedad, ¿entonces para que reinados? ¿No sería mejor darles las garantías, igualdad, valoración y respeto que se merecen? Me quedo con la ultima opción.


De igual forma para mostrar reinas que hablan como aquella genia paisa, precursora de los clubes swinger que comentaba acerca de “hombre con hombre, mujer con mujer y todas a la vez” o la que en este certamen dijo que la capital de Venezuela es Zulia, pues en realidad, no se que buena imagen puedan transmitir.



-       Ayuda social: No hay ciudad en Colombia que tenga una mayor desigualdad social que Cartagena; el rico es muy rico y el pobre es muy pobre. Hace algunos días consultaba con un sociólogo experto, para tratar entender el por qué de la mala atención al cliente en los sitios de la ciudad y explicaba entre muchos aspectos, la razón, basado en la desigualdad y el resentimiento social que existe. A leguas tiene razón, porque la heroica se da el lujo de permitir ver sin moverse un milímetro dicha situación, desde por ejemplo la Boquilla, uno de sus barrios más humildes, olvidados y con necesidades; majestuosos hoteles  cinco estrellas o proyectos de departamentos de mas de seiscientos mil dólares como puede ser Karibana; entonces como no tener resentimiento si los desterraron con dinero y poder.



El país con una educación destinada para muy pocos, un sistema de salud que da vergüenza, unos impuestos que matan a los empresarios PYMES, niveles de violencia en aumento, problemas de inseguridad que dan terror entre otras muchas cosas y los medios le dan cubrimiento y despliegue a esta farsa. En fin, debe ser porque hay que seguir dándole alimento a la estupidez.


En su pagina web mencionan cuatro obras sociales y otras ayudas indirectas, pero entre más viajo a esta ciudad, menos resultados veo, más desigualdad percibo y más dolor siento. ¿Entonces están haciendo un trabajo a conciencia o un maquillaje mal hecho y sin fondo?


Esta tontería de reinado desorganiza la ciudad, atrasa los movimientos del puerto, uno  de los más importantes de Colombia y que en estos momentos de TLC hasta con la luna se le debería dar la importancia necesaria; porque Colombia tiene de sobra los recursos tecnológicos, financieros,  intelectuales, personales, para ser potencia mundial, sin necesidad de las BURREINAS. Entonces manos a la obra y dejémonos de joder con tanta payasada y mediocridad. ¡Es el momento de activar un real sentimiento de orgullo colombiano!



Por cierto la foto del blog no es un error, solo que siempre que voy a estas ferias ganaderas escucho casi las mismas expresiones y se mira lo mismo que en los desfiles de los reinados. Solo espero que la gente de la sociedad protectora de animales no me demande por ofensa a los bellos exponentes vacunos.
  

Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su nueva amiga,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR



martes, 5 de noviembre de 2013

Aeropuerto El Nuevo Dorado – Monumento al despilfarro







Hace pocos días el cada día más anti popular y más farandulero presidente de la República de Colombia el señor Juan Manuel Santos, inauguro la segunda área del ahora llamado “El Nuevo Dorado”. Se hizo un espectáculo como si lo que se hizo apertura fuera el Charles De Gaulle, Changui o el JFK y no un aeropuerto viejo, inseguro, nada logístico, pero eso sí, muy bien maquillado.


Sí usted, va al aeropuerto solo a dejar a un pasajero va a pensar que este aeropuerto es una maravilla, súper moderno y que Bogotá esta a la vanguardia mundial del desarrollo aeronáutico. Situación muy diferente analizará, sí tiene el infortunio de pasar por el mismo como pasajero; va a darse cuenta que no es tan moderno, operativo, que el tema de la salida del equipaje es un desorden, las tarifas de los taxis son un atraco y sus dos pistas inoperantes, mal pavimentadas, con operación parcial en el día, que hacen que usted pueda terminar sobre volando las cercanías del aeropuerto hasta más de una hora, lo confirmen.


El genio de presidente que hago referencia al inicio de este blog dijo: “Es el más moderno y lindo de Latinoamérica”. Siento tener que romperle aún más el corazón al señor Santos, pero lo invito a varios en este continente más lindos y operativos que su nuevo Dorado. Qué fácil es vender humo,  aprovechar la posible falta de conocimiento del común del pueblo que poco viaja , que se deja llevar por habladurías de la calle y come entero. Con base en lo anterior y parafraseando le haré la referencia de un país como Perú que tiene el aeropuerto Jorge Chávez, que es más lindo, rápido, seguro y operativo que el que hacemos mención en este blog.


Bogotá requiere un aeropuerto internacional moderno de verdad, a las afueras de la ciudad, como lo tienen las grandes capitales o las ciudades importantes, que dejaron sus obsoletos terminales aéreas para vuelos de trafico nacional e hicieron la inversión para los nuevos en los sitios antes mencionados. Para citar algunos pocos ejemplos están Sao Pablo, Lima, Quito, Buenos Aires. Volviendo al ámbito local algunas de las alternativas que se podrían manejar serían Chía, Funza, Mosquera o preferiblemente  Cota.


Tener aviones sobrevolando la ciudad o la zona rural son un peligro tanto para los pasajeros como para la población en general. La únicas personas que no ven esta amenaza son los de OPAIN, el gobierno, la prensa arrodillada o paga y una genía local como lo es Gina Parody que dijo: “Es una bendición tener el aeropuerto dentro de la ciudad”, en los tiempos en los que quiso ser electa alcaldesa de la capital. Sera que están esperando una tragedia para que se tomen medidas y ese preciso momento, por fin digan como buenos políticos: “ hay cosas sospechosas, se va a hacer una exhaustiva investigación, porque se cometieron errores”. ¿Quién repone las vidas, el dolor de los seres queridos, las familias destruidas, el dinero, las molestias? ¿Esperamos otro caso como el edificio Spice de Medellín para hacer algo?


Dejen de vender humo por favor, de hacer inauguraciones que parece que uno estuviera llegando a un pueblo y no a la capital de un país en franco crecimiento industrial, comercial, de inversión foránea y con una cambiante imagen en el extranjero.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su  amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR