lunes, 28 de enero de 2013

Free press y relaciones públicas: El negocio de quien no tiene negocio








Desde hace algún tiempo y con las nuevas estrategias de marketing, se habla mucho de dos temas: el free press y las relaciones públicas, que como todo lo que se usa y se abusa, en algún momento pierde su norte, su beneficio y su idea de servicio. ¿Por qué? Lo sabrá en estas resumidas líneas.


Normalmente se da la tendencia en el mercado de pensar que a raíz de tener algún conocido en los medios (prensa, radio, televisión), ya podremos vender u ofertar nuestros servicios como asesores expertos. En estas situaciones, usted puede llegar a pensar o decir: “uy pobre del que caiga en manos de este avivato o avivata”. Fácil de definir, ¿No?  Claro, lo que sucede es que como dije en el inicio se han canibalizado este par de áreas y ahora cualquiera cree poder hacerlo con profesionalismo.


 Vayamos por partes:


Free Press: Elimine por favor la idea errónea, que por haber generado alguna nota para algún magazín, diario, programa o lo que sea, ya su empresa es conocida y peor aún, que ya consiguió cautivar un mercado y con base en esto, ya se posesionó. En realidad está errado, podría decirse que solo malgastó la imagen de su empresa y el dinero. Si no está clara la estrategia, su mercado objetivo, lo que quiere comunicar, cómo lo quiere hacer y qué espera generar con esto, está mal gastando lo que antes le mencioné: marca y dinero. Sacar una nota por sacarla, es un error gravísimo y peor aún, los clientes podrían perder la confianza en la empresa.


Es importante destacar que si tomo la decisión de invertir, el free press debería estar ligado a la estrategia creativa de su plan de mercadeo, a la imagen corporativa y las políticas corporativas de su empresa.


De allí en adelante, con esto definido, busque su mercado objetivo, es decir, a quién quiere llegar; preguntese, analice cuál medio sería para usted accesible de acuerdo a sus recursos y le permita generar más impacto y/o recordación con lo que está haciendo. Tenga en cuenta que acá prevalecen algunos de los preceptos de la publicidad como lo son frecuencia, combinación de medios, entre otros.


Relaciones Públicas: al igual que el  free press, debe ir ligado a su estrategia creativa, a su plan de mercadeo, políticas e imagen corporativa. Analice por favor, qué tipo de personal especializado va a requerir para esta actividad, para no dejar la imagen de la empresa en manos de alguien inexperto. Preste bastante atención a esto, porque en imagen lo que usted construye día a día, por una mala decisión, lo podría perder en menos tiempo de lo que imagina.


Lastimosamente, en relaciones públicas se tiene una idea errónea acerca de la persona que realiza esta actividad. Para muchos, es una persona muy reconocida y si me permite el término, se considera que es “amiguera” en diversos ámbitos y principalmente en los sitios como bares, clubes y sitios de encuentro nocturnos.


Las relaciones públicas modernas son las que muestran una cara amable de la empresa, pero con un enfoque netamente comercial o hacia generación de alianzas estratégicas reales, que puedan servir a la organización para crecer o abarcar nuevos mercados.


Por eso nunca olvide: las relaciones públicas no son fiesta, alcohol y festejos, en realidad es una actividad absolutamente profesional, donde hay que tener carisma, una imagen intachable y un compromiso con la palabra absoluto.
Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Síganos en twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR




martes, 22 de enero de 2013

Éxito - De la realidad al mito






Desde hace algunos años se inició a hablar de la palabra “ÉXITO”. A partir de ahí se creó toda una infraestructura, tendencia y forma de vida en torno a ésta y es por esto que creemos que a causa de esto se pasó de la realidad al mito.


Es fácil sostener lo anterior al analizar que quien no ha visto información, leído libros de: “Luchando por el éxito deseado”, “Cómo alcanzar el éxito”, “sea un hombre exitoso” y un sin número de títulos, capacitaciones y entrenamientos que saturaron a las personas y han hecho simplemente que la gente una vez más, pierda la credibilidad en el Coaching y sus beneficios.
Podemos decir que el éxito no tuvo éxito por algunas de las siguientes razones:


-      Es generalizado y no personalizado: haga el ejercicio de pensar que es éxito para usted y pregúntele a varias personas de  distintos niveles, formas de vida y pensamiento, qué es para ellos.


Teniendo la certeza de no llegar a equivocarme, puedo asegurarle que como mínimo, el 80% de las personas que consultó, tendrá un concepto totalmente distinto de lo que usted piensa. Entonces si es tan diferente tanto para unos como para otros ¿Cómo es que se atreven a decir que tienen la receta perfecta para conseguir el famoso éxito?


Sería tan acertado como invitar a un grupo de personas que se encuentran con hambre a comer y hacer un solo menú de carnes. Habrá un grupo feliz porque ama la carne y para ellos no hay nada mejor que un buen bife de chorizo, o tira de asado; de igual forma, unos inconformes porque para ellos lo mejor es la comida rápida como un perro caliente o hamburguesa. Lo complicado estaría en el grupo que sin importar la necesidad de comida que tienen, son vegetarianos y no comieron nada de nada.


-      El éxito no es  sinónimo de felicidad: se hablaba siempre que al conseguir el éxito, seriamos felices y constantemente vemos que eso es errado, porque personas que se  consideran “exitosas”, no son felices y no lo disfrutan, o peor aún, llegan a quitarse la vida por no encontrar sentido en lo que construyeron. 


-      Mi éxito es mío y no el que le gusta a los demás: acá el error está en las personas que dan inicio a un proyecto específico y en algún momento por presiones de terceros, hacen un viraje al mismo y terminan obteniendo el reconocimiento, mas no con alegría y satisfacción que al iniciar tenían.

-      El éxito no se logra con fórmulas mágicas: talismanes, brujos, conjuros, palabras mágicas, gurús y pensamientos positivos, no generan cambios. Las actitudes y las aptitudes por el contrario, sí lo consiguen.


Pensamos que la palabra “Éxito”, tan repetida en este blog y tan manipulada, sería mejor si la cambiáramos por el precepto de consecución de metas y construcción de sueños o anhelos. Con disciplina, carácter, pasión, lucha, vencimiento de dificultades, cierre de mitos, autoaceptación, entre varios factores; de manera autónoma y personalizada. Con base en lo anterior, sí podremos generar un plan de vida que se construye día a día en el corto, mediano y largo plazo; con los pies en la tierra, disfrutando de lo bueno, lo malo y no dejando que algunos inescrupulosos jueguen con nuestros deseos de ser mejores personas.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
@chesitoJR
@sowhatcolombia




martes, 8 de enero de 2013

Amistad: Una Palabra tratada con liviandad




Hoy nuestro tema de editorial es “Amistad: Una Palabra tratada con liviandad”. A diario escuchamos, vemos, sobre esta palabra, pero muy curiosamente al igual que el tema de Dios, entre más se toca y se menciona, menos se conoce de su significado y se valora su real importancia.


Amistad queridos lectores, según la Real Academia de la Lengua Española es: “afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece en el trato”.


Para las nuevas generaciones parece que poco y nada les interesa conocer el significado y van por la vida ofreciendo o recibiendo amistad del primero que se les atraviesa. Es tan así que para hacerla más corta y ya sabiendo que tenemos una sola definición de amistad, les vamos a dar muchas más de lo que NO ES AMISTAD:


-      Amistad no es el que conoces hace 3 días y le juras amistad por siempre.


-      Amistad no es aquel amigo desinteresado que está con vos y siempre te acompaña cuando tu novio te pelea y te dice: “No sé por qué tu novio no te valora, con una mujer como vos cualquier hombre se enamoraría y querría hacerla feliz”. Traducción de esa estupidez: Nena, si en una de esas peleas das papaya, te meto en mi cama”


-      Amistad no es el que te acompaña a embrutecerte cada tercer día con alcohol o droga y nunca te “deja morir”, como diría un buen colombiano.


-      Amistad no es la amiga que te presenta al señor que te coloca tarifa prepago.


-      Amistad no es aquel personaje que te ve como Google, es decir, te busca cada vez que necesita algo.


-      Amistad no es ser ese amigo incondicional que siempre está supuestamente ahí, hasta que muestra las reales intenciones y cuando es rechazado, se le acaban los detalles y las promesas.


-      Amistad no es que vos trabajes con artistas y una nena que nunca te llama ni se interesa por vos, de la noche a la mañana lo haga y a los 10 segundos del saludo y de decirte que te ha extrañado como a nadie, te pida el favor de darle ingreso al concierto de Reykon o la foto con los amigos de Pasabordo y hasta, las boletas para Ricardo Arjona.


-      Amistad no es que te quieran sólo meter a la cama. Y acá por igual entran hombres y mujeres, que las niñas no se me hagan las víctimas.


-      Amistad no es aquel que sólo te busca para ver si hay una oferta laboral que se acomode a su perfil gerencial porque aparte de interesados, son ilusos y entre más básicos, más exigen.


-      Amistad no es pensar que por tener amigo consultor te va a asesorar; amiga abogada que te va a sacar de cuanto lío te metas; diseñador que te va a hacer todas las imágenes, manuales, temas web de tu empresa o trabajos de la universidad; médico para atenderte; veterinario para atender a tu mascota, etc. Y todo lo anterior, ¡GRATIS!. Si es así, yo me pido la amistad con algunas del libro de Madame Rochy o Dania para decirles que estoy sin dinero pero “ganosito” y que colaboren! Bueno, pero que no me hagan escándalo como al servicio secreto porque si no, que vergüenza con ustedes que me leen.


-      Amistad no es una pauta publicitaria estúpida de bancos, donde la palabra se pisotea cada día por los abusos que estos personajes funestos tienen con nosotros, sus usuarios.


-      Amistad no es una fiesta que se quisieron inventar de manera tonta los señores de Póker y que no les funcionó porque amistad no es sólo salir a beber.


-      Amistad no es la que viene de los políticos, que para qué entrar en detalles, si de sobra ya se sabe lo leales que pueden ser.


-      Amistad tampoco es que se acuerden de vos sólo cuando viajas a tu país y te piden traer camisetas de River, de la selección, los alfajores y los más descarados, del vino, cuando el vino sale más barato cómpralo acá en el supermercado… en fin.


Quise hablar de este tema porque los 20 de julio de cada año se celebra en la Argentina el día del amigo, una fiesta con una antigüedad de más  de 50 años y donde se reúnen los  amigos de verdad a compartir, a recordar temas del pasado y a demostrar el cariño y lo importante que es para cada uno su amigo.


Para las personas que tienen sus amigos de verdad, valórelos, cuídelos y demuéstreles cada día con detalles, lo importante que son para usted. De mi parte les deseé el mejor de los días a mis mejores amigos y lo celebramos en comunidad. Que viva la amistad y que se le dé el valor real que ésta tiene y dejemos de creer amigos a más de un chupa sangre y soba solapas que no nos aporta nada.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
@chesitoJR
@sowhatcolombia



viernes, 4 de enero de 2013

TRANSMILENIO el enemigo que nos cambió la vida






Hoy hablaremos de TRANSMILENIO, supuestamente “el amigo que nos cambió la vida”. Una vez más otra campaña mediocre creada con base en la palabrita “amistad”.


Vamos por partes, y quiero empezar por las famosas losas: En el primer pase del invento del 3000 como lo llamo yo, se calcula que más del 90% de las losas se quebraron y le costó un montón de dinero a la ciudad. Por esto mismo, hace más de 11 años se inició una investigación a esa maravilla de Alcalde de aquel entonces pero la demanda no prosperó, nadie respondió y la demanda va a prescribir. Curioso que en las últimas elecciones no recordara eso, ni sus moños navideños, ni bolardos y hablara de una hoja de vida intachable. Esta amnesia parcial que afecta a los políticos es tan dura, ¡pobrecitos de verdad!


Después de un manipulado mandato de Antanas Mockus a quien se le siguieron  rompiendo las famosas losas, llegó un muy envalentonado Lucho Garzón, que juró en campaña recuperar con demandas todo ese dinero, amenazó a ICA México (Ingenieros Civiles Asociados) y muchas cosas más, pero tristemente para el bien de la ciudad, nunca paso nada, al menos para su bien, pero si para su mal por las multas que tuvo que pagar.


Ni hablar de Samuel Moreno Rojas que está de sobra la genial gestión que hizo y principalmente con Transmilenio. ¿Para qué sentir más dolor por nuestros impuestos tristemente invertidos en bienes privados? Ahora se calcula que la reparación de las losas cuesta alrededor de 70.000 millones de pesos. Más y más dinero, más y más impuestos el cual contrasta con la peor calidad de las losas. No hace mucho, llegó a Colombia un producto llamado Asphaltable, un pavimento elástico con el que hacen la mayoría de las autopistas en el sur del continente y con el cual el gobierno argentino hizo una pista para aviones de carga y guerra en la Antártida. Nunca se aprobó su ingreso a la Nación curiosamente y por algún comentario que nos llegó de un empresario, alguien le dijo: “EL NEGOCIO NO ES HACER LAS VÍAS, EL NEGOCIO ES EL MANTENIMIENTO”, con Transmilenio lo comprobamos.


Ahora veamos el tema de los costos del pasaje: en Colombia el ticket de transporte está en $1.400 en hora valle y $1.700 en hora pico, una barbaridad si compara con otros países que tienen sistemas de transporte masivo de verdad como lo es el Metro de Santiago, San Pablo y la misma Buenos Aires, que aunque el Gobierno desmontó el subsidio que lo mantenía en $1,25 y pasó a $2,50, lo que en pesos colombianos representa más o menos $1.200, sigue siendo todavía mucho más económico y transporte de verdad. Ni para qué compararlo con el metro de la bellísima ciudad de Medellín, que está entre los $800 y $1800 dependiendo el usuario, su frecuencia de uso, si es estudiante, adulto mayor entre otros, además es hermoso, aseado, obviamente muy concurrido en horas pico pero nada que ver con este monumento a la corrupción.


Accidentalidad: Nunca podré olvidar el atroz accidente de los niños en Suba del colegio Agustiniano. 21 niños y 2 adultos muertos y 24 más heridos. A esas familias sí que les cambió la vida. El año pasado hubo más de 220 accidentes de estos buses y no siempre fueron causados por terceros, hay bastantes que se dieron entre los mismos  buses del  sistema. En estos casos ¿A quién culpan o cómo lo maquillan? Ellos se pasan semáforos en rojo, frenan como si llevaran animales, llenan los buses como si fuéramos paquetes, sus buses contaminan, etc., ¿Y quién los regula? Buenas preguntas, ¿No?


Tiempos: Cada vez es más difícil tomar un bus de estos y ni que hablar de los famosos alimentadores. Pueden pasar 20, 30 y hasta 40 minutos para que pase uno de estos totalmente abarrotado de gente.


Corrupción: no es un secreto lo último que se sabe con el famoso carrusel de la contratación y que algunos estiman va llegando a los 2 billones de pesos. Que lástima que con tanta hambre y gente en la miseria absoluta, éste sea el canal para desangrar a una bombardeada ciudad.


Ingresos a la Ciudad: este sistema le causa sólo pérdidas a la ciudad, es bueno saber que la ciudad les paga todo y la empresa privada se lleva las ganancias. De igual forma, no dejemos de lado lo que cuesta colocar una campaña publicitaria en cualquier bus, estación o portal de Transmilenio porque sale por un ojo de la cara. Le cuento, tener presencia en estaciones de Transmilenio durante un mes, por cada valla le puede salir por encima de los  200 millones de pesos. Si no me cree, pregunte en Publimilenio, empresa comercializadora de la pauta de dicho sistema de transporte y me dará la razón.


Seguridad: Este tema yo lo definiría con una frase popular que recita que “Transmilenio es más peligroso que un tiroteo en un elevador”. ¿Quién no ha sido víctima de un robo en un bus o una estación? ¿Quién no ha vivido una mala experiencia de acoso sexual en estos sitios? Es deprimente y todo se queda en promesas de mejorar, de cámaras y de más seguridad, pero nada de nada. Es curioso ver que cuando algo pasa con los buses, inmediatamente llegan cientos de policías a cuidar los buses y las estaciones. ¿Por qué no hacen lo mismo cuando queman los buses de transporte urbano, cuando asesinan un taxista o extorsionan a los conductores?


Para evitar que se nos vayan a poner muy sensibles los amigos del “Transmilleno”, les dejo una foto propia de un bus que estaba por fuera de ruta y que no tuvo ningún reparo en pasarse en doble parada y obstaculizar el tráfico. Qué maravilla de transporte, qué maravilla de respeto y que maravilla de cultura ciudadana la que nos enseñan.


Por lo anterior, por las diversas manifestaciones producto de su mal servicio e irrespeto a los usuarios y por 70.000 millones de razones más, por esta maravilla de invento que quieren hacer ver como el orgullo de la ciudad, cuando en realidad no es más que un sistema anticuado, costoso, deshonesto, poco cómodo, monopolista, sólo podemos decir: ¡TRANSMILENIO: EL ENEMIGO QUE NOS CAMBIÓ LA VIDA!


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
@chesitoJR
@sowhatcolombia