martes, 22 de enero de 2013

Éxito - De la realidad al mito






Desde hace algunos años se inició a hablar de la palabra “ÉXITO”. A partir de ahí se creó toda una infraestructura, tendencia y forma de vida en torno a ésta y es por esto que creemos que a causa de esto se pasó de la realidad al mito.


Es fácil sostener lo anterior al analizar que quien no ha visto información, leído libros de: “Luchando por el éxito deseado”, “Cómo alcanzar el éxito”, “sea un hombre exitoso” y un sin número de títulos, capacitaciones y entrenamientos que saturaron a las personas y han hecho simplemente que la gente una vez más, pierda la credibilidad en el Coaching y sus beneficios.
Podemos decir que el éxito no tuvo éxito por algunas de las siguientes razones:


-      Es generalizado y no personalizado: haga el ejercicio de pensar que es éxito para usted y pregúntele a varias personas de  distintos niveles, formas de vida y pensamiento, qué es para ellos.


Teniendo la certeza de no llegar a equivocarme, puedo asegurarle que como mínimo, el 80% de las personas que consultó, tendrá un concepto totalmente distinto de lo que usted piensa. Entonces si es tan diferente tanto para unos como para otros ¿Cómo es que se atreven a decir que tienen la receta perfecta para conseguir el famoso éxito?


Sería tan acertado como invitar a un grupo de personas que se encuentran con hambre a comer y hacer un solo menú de carnes. Habrá un grupo feliz porque ama la carne y para ellos no hay nada mejor que un buen bife de chorizo, o tira de asado; de igual forma, unos inconformes porque para ellos lo mejor es la comida rápida como un perro caliente o hamburguesa. Lo complicado estaría en el grupo que sin importar la necesidad de comida que tienen, son vegetarianos y no comieron nada de nada.


-      El éxito no es  sinónimo de felicidad: se hablaba siempre que al conseguir el éxito, seriamos felices y constantemente vemos que eso es errado, porque personas que se  consideran “exitosas”, no son felices y no lo disfrutan, o peor aún, llegan a quitarse la vida por no encontrar sentido en lo que construyeron. 


-      Mi éxito es mío y no el que le gusta a los demás: acá el error está en las personas que dan inicio a un proyecto específico y en algún momento por presiones de terceros, hacen un viraje al mismo y terminan obteniendo el reconocimiento, mas no con alegría y satisfacción que al iniciar tenían.

-      El éxito no se logra con fórmulas mágicas: talismanes, brujos, conjuros, palabras mágicas, gurús y pensamientos positivos, no generan cambios. Las actitudes y las aptitudes por el contrario, sí lo consiguen.


Pensamos que la palabra “Éxito”, tan repetida en este blog y tan manipulada, sería mejor si la cambiáramos por el precepto de consecución de metas y construcción de sueños o anhelos. Con disciplina, carácter, pasión, lucha, vencimiento de dificultades, cierre de mitos, autoaceptación, entre varios factores; de manera autónoma y personalizada. Con base en lo anterior, sí podremos generar un plan de vida que se construye día a día en el corto, mediano y largo plazo; con los pies en la tierra, disfrutando de lo bueno, lo malo y no dejando que algunos inescrupulosos jueguen con nuestros deseos de ser mejores personas.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
@chesitoJR
@sowhatcolombia




No hay comentarios:

Publicar un comentario