lunes, 28 de enero de 2013

Free press y relaciones públicas: El negocio de quien no tiene negocio








Desde hace algún tiempo y con las nuevas estrategias de marketing, se habla mucho de dos temas: el free press y las relaciones públicas, que como todo lo que se usa y se abusa, en algún momento pierde su norte, su beneficio y su idea de servicio. ¿Por qué? Lo sabrá en estas resumidas líneas.


Normalmente se da la tendencia en el mercado de pensar que a raíz de tener algún conocido en los medios (prensa, radio, televisión), ya podremos vender u ofertar nuestros servicios como asesores expertos. En estas situaciones, usted puede llegar a pensar o decir: “uy pobre del que caiga en manos de este avivato o avivata”. Fácil de definir, ¿No?  Claro, lo que sucede es que como dije en el inicio se han canibalizado este par de áreas y ahora cualquiera cree poder hacerlo con profesionalismo.


 Vayamos por partes:


Free Press: Elimine por favor la idea errónea, que por haber generado alguna nota para algún magazín, diario, programa o lo que sea, ya su empresa es conocida y peor aún, que ya consiguió cautivar un mercado y con base en esto, ya se posesionó. En realidad está errado, podría decirse que solo malgastó la imagen de su empresa y el dinero. Si no está clara la estrategia, su mercado objetivo, lo que quiere comunicar, cómo lo quiere hacer y qué espera generar con esto, está mal gastando lo que antes le mencioné: marca y dinero. Sacar una nota por sacarla, es un error gravísimo y peor aún, los clientes podrían perder la confianza en la empresa.


Es importante destacar que si tomo la decisión de invertir, el free press debería estar ligado a la estrategia creativa de su plan de mercadeo, a la imagen corporativa y las políticas corporativas de su empresa.


De allí en adelante, con esto definido, busque su mercado objetivo, es decir, a quién quiere llegar; preguntese, analice cuál medio sería para usted accesible de acuerdo a sus recursos y le permita generar más impacto y/o recordación con lo que está haciendo. Tenga en cuenta que acá prevalecen algunos de los preceptos de la publicidad como lo son frecuencia, combinación de medios, entre otros.


Relaciones Públicas: al igual que el  free press, debe ir ligado a su estrategia creativa, a su plan de mercadeo, políticas e imagen corporativa. Analice por favor, qué tipo de personal especializado va a requerir para esta actividad, para no dejar la imagen de la empresa en manos de alguien inexperto. Preste bastante atención a esto, porque en imagen lo que usted construye día a día, por una mala decisión, lo podría perder en menos tiempo de lo que imagina.


Lastimosamente, en relaciones públicas se tiene una idea errónea acerca de la persona que realiza esta actividad. Para muchos, es una persona muy reconocida y si me permite el término, se considera que es “amiguera” en diversos ámbitos y principalmente en los sitios como bares, clubes y sitios de encuentro nocturnos.


Las relaciones públicas modernas son las que muestran una cara amable de la empresa, pero con un enfoque netamente comercial o hacia generación de alianzas estratégicas reales, que puedan servir a la organización para crecer o abarcar nuevos mercados.


Por eso nunca olvide: las relaciones públicas no son fiesta, alcohol y festejos, en realidad es una actividad absolutamente profesional, donde hay que tener carisma, una imagen intachable y un compromiso con la palabra absoluto.
Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Síganos en twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR




No hay comentarios:

Publicar un comentario