jueves, 28 de febrero de 2013

Asumir errores – grandeza y madurez en la vida





Foto cortesía: @FCPorto



Este fin de semana, el futbolista colombiano del Porto de Portugal – Jackson Martínez – quiso picar un balón a la hora de ejecutar una pena máxima cuando su equipo enfrentaba al Rio Ave por el torneo local de dicho país; la jugada no tuvo un final feliz, ya que el arquero no se movió y con una total tranquilidad recibió un balón fácil y sin fuerza en sus manos.


Después de esto, tuvo dos oportunidades más para reivindicarse y cuando se esperaba algún gesto de parte de Martínez, como podría ser el de el dedo en la boca, para que la gente hiciera silencio o la famosa mano en el oído, como indicando que no los escuchaba, de manera muy respetuosa e inteligente celebró ofreciendo excusas al público. Después de finalizado el partido lo hizo de igual forma con los compañeros de su equipo.


Quiero destacar mucho este hecho porque considero que es un acto de absoluta gallardía, admiración y profesionalismo.


Qué difícil es asumir los errores para nosotros los seres humanos, en la mayoría de los casos, es más fácil sacar excusas, buscar responsables, evadir responsabilidades y no afrontar lo que por obra u omisión se ha generado.


Les daré unos pocos ejemplos para que los analicen y puedan comprobar lo que le estoy sugiriendo:


-      Si bebemos, decimos que es por alegría, tristeza, depresión, penas de amor, más nunca afrontamos que es porque nos hace falta el alcohol.


-      Si somos descubiertos siendo infieles, transferimos la culpa a nuestra pareja, decimos que es por descuidarnos o salimos con la típica frase de “no es lo que parece”.


-      Al llegar tarde, siempre culpamos al excesivo tráfico de la ciudad.


-      Somos despedidos de nuestro trabajo y lo mejor que podemos decir es que nuestro jefe nos odiaba.


-      Claro que el ítem anterior podría darse también en la universidad y el responsable del odio sería el profesor.


-      Les retienen los autos y culpan a la policía, y no a su irresponsabilidad por manejar en estado de ebriedad.


-      No se dedican a la prostitución sino que tienen amigos de buenos sentimientos, son solitarios y les colaboran por acompañarlos a hacer trámites.


 En fin, habría muchos más ejemplos para citar pero con los que acabo de escribir creo que son más que suficientes.


El objetivo del blog de hoy es que aprendamos a asumir nuestros actos o palabras, por difíciles que puedan ser las consecuencias, eso nos hace maduros, éticos y con carácter. Aprender a afrontar lo anteriormente dicho nos hace seres humanos de verdad. Para Jackson Martínez mi reconocimiento y admiración. Tenemos que aprender de personas así y principalmente la prensa deportiva que nunca asume nada y siempre se acomoda. Con lo de este fin de semana demostró Martínez que no hay que ir a una universidad para ser profesional, que para ser doctor se requieren 5 años pero para ser señor se requiere toda una vida.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Síganos en twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR


miércoles, 20 de febrero de 2013

¡Pasión, disciplina, empoderamiento y amor por lo que se hace!







El blog del día de hoy le hará entender un poco más de la película de nosotros como empresa, de nuestra proyección empresarial, de conocer de nuestra esencia y así poder entender nuestro particular modo irreverente de ver la vida.


Estando en la celebración del cumpleaños el fin de semana de uno de nuestros altos ejecutivos, la esposa de alguno de ellos se me acerco y me dijo: “Que felicidad que me genera que mi esposo esté trabajando con ustedes, desde que empezó a trabajar tiene otra actitud, lo veo más feliz y me siento más enamorada de verlo así”. En realidad cuando escuche esto me quede sin palabras, sentí una emoción inmensa y le di gracias a Dios por la oportunidad de crecer día a día ayudando a crecer también a los demás.


Me complace comprobar que lo que hacemos no solo genera rentabilidad para los accionistas, sino que genera cosas mucho más valiosas que el simple dinero, me alegra saber que los hijos de nuestros empleados ya disfruten de estar en esta familia empresarial, de saber que muchas veces en nuestros comités están cerca jugando u operando un simulador de vuelo, mientras nosotros creamos estrategias, hacemos seguimientos, vemos indicadores y nos entregamos  plenamente a encontrar cada cosa que hacemos mal para cambiarla, la regular para mejorarla y la buena para perfeccionarla. Por eso este blog está dedicado a Santi, Franco, Samy, Isabela, María Belén, Lucía, en fin todos y cada uno de los hijos de nuestra organización y que esperamos que sean nuestros ejecutivos del futuro.


Sabemos que con un poco menos de 4 años de estar en el mercado, de estar construyendo este sueño empresarial, todavía somos como pequeñines que empiezan a dar sus primeros pasos, que nos falta mucho por crecer, aprender y vivir; pero de igual forma cada vez tenemos más claro que el camino que elegimos es el correcto, que con esta nos queremos morir y que gracias a Dios encontramos la pasión que le dio ese sabor que reclamaba nuestras vidas.


Estar en SO WHAT? ENTERTAINMENT no es solo cumplir un horario, cobrar un salario o tener una tarjeta con un cargo, estar en esta familia empresarial es ser tenido en cuenta siempre sin importar si sos el presidente o el vigilante de nuestras dependencias administrativas, es decir que no trabajamos en esta empresa sino que somos dueños de la misma y esto aplica para todos y cada uno de los que la conformamos y la ayudamos a crecer.


En nuestra organización no conseguimos prospectos, no vendemos nada. Acá hacemos relaciones de amistad, lealtad y de crecimiento mutuo con nuestros  clientes a quienes les brindamos lo mejor de nosotros como seres humanos y cuando lo requieren les asesoramos en publicidad, marketing, relaciones públicas, clima organizacional e imagen corporativa.


En nuestra cultura organizacional no vivimos de diplomas, post grados, maestrías, doctorados, títulos monárquicos, ni cosas de esas que en realidad nos generan náuseas y rechazo. Con nosotros, el único que es doctor es el que nos atiende en temas de salud. De igual forma nos llamamos por nuestros nombres y sin arandelas de dones, doctores o algún tipo de sumisión.


Gracias por leernos y por conocer un poco más de lo que es esta familia empresarial, le invitamos a opinar, a hacer parte de nosotros. No queremos solo decir palabritas sino generar toda una tendencia, una forma de vida y un patrón de respeto empresarial (clientes, competencia y funcionarios).


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.

De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Síganos en twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR



viernes, 15 de febrero de 2013

Que no se repita el circo de la liberación de los secuestrados









Hoy nuestro tema es “QUE NO SE REPITA EL CIRCO DE LA LIBERACIÓN DE LOS SECUESTRADOS”. Ahora que se habla tanto de los diálogos de paz y que todos tenemos tanta ilusión para que por fin se obtenga, quiero compartirles lo que escribí en aquel entonces con base en el suceso de la liberación de los soldados a manos de la guerrilla, que supuestamente para las FARC, eran los últimos que tenían retenidos. Lo hago con base en recordar lo doloroso, que fue principalmente para los soldados, sus familias, de igual forma para el pueblo. Para que no se repita, ni este atroz delito o el cubrimiento amarillista de los medios locales de información.


En aquellos días estaba totalmente contrariado, asqueado, aburrido y apesadumbrado por el manejo que la política y los medios le habían dado a un tema tan fuerte y delicado como era la liberación de los 10 soldados secuestrados.


Fue horripilante ver, escuchar el manejo que le dieron a este suceso -y empecemos por los medios-. Ver periodistas histéricos entregando una supuesta novedad o primicia y haciendo preguntas estúpidas, en realidad fue demasiado deprimente.


Vi como el payaso que colocaron en Caracol para estar en Villavicencio cubriendo la noticia, no entendía por 5 vez como le indicaba el piloto brasilero que era una operación clasificada y que no podía dar entrevistas y este señor seguía, seguía y seguía gritando “CAPITÁN, CAPITÁN PARA CARACOL EN DIRECTO, PARA TODA COLOMBIA… UN MENSAJE PARA TODOS LOS COLOMBIANOS”. Que frase, que profesional; primero, capaz que este tipo no debe tener idea de qué es Caracol. Segundo, le dice que un mensaje para todos los colombianos, seguro todo el país sólo ve Caracol; siga creyendo que la cigüeña es la que trae los niños de Paris. Ahhhh, para cerrar, ¡está dando una noticia, no teniendo un orgasmo, entonces deja de jadear y de gritar!


No entiendo qué hacen llevando cámaras a las casas de los familiares de los secuestrados y preguntando estupideces como “¿QUÉ VA A HACER CUANDO LO VEA?”, ¿Qué quería que le respondieran? “No tonto lo voy a invitar al desafío 2012, la lucha de las regiones. Porque no conocieron nunca los significados de las palabras “respeto” y “privacidad”. ¿No creen que ya tuvieron bastante con tanto años de sufrimiento e incertidumbre para ahora tener que aguantar a un mediocre preguntando cualquier estupidez?

Otro aspecto son las fotos y las imágenes supuestamente exclusivas que consiguen. Las del abrazo, las lágrimas, la del perro, de cada cosa muy privada y valiosa para ellos que han sufrido tanto y no para una prensa y un público amarillista que disfruta con el dolor de los demás.


Una genia también fue Ingrid Betancourt que dijo en una entrevista “LOS VI MÁS VIEJOS Y FLACOS QUE LA ÚLTIMA VEZ QUE LOS VI HACE CASI 6 AÑOS”. Que eminencia, esta mujer merece un premio Nobel, ¿Cómo descubrió eso si ellos no estaban en cautiverio sino en un spa en las bellas montañas colombianas? ¿Por qué no llamaron a Pilar Castaño para ver si traían ropa a la moda que los hiciera ver fashion y no fuera de moda parisina? A esta, el secuestro le secó la única neurona que tenía.


¿Por qué si hablan y sacan comerciales de haber utilizado tecnología de punta para cubrir la liberación de los soldados y miles de cámaras, no las utilizan también para ayudarlos después de este circo que presentaron en sus programas que les generó rating y dividendos? No digo mentiras, o miren cuántos de los liberados por decisión de la guerrilla o por operación militar están bien. Creo que hay más muertos o en la miseria, que en el lugar que mínimamente deberían estar.


Bueno y si les sigo contando cosas, será eterno este editorial.


En el tema político fue tan o más nauseabundo lo que vi. Unos programando a los familiares para que hablaran mal del Gobierno y parecían loritos mojados repitiendo lo que les habían dicho que tenían que responder. Por el otro lado, el Gobierno saliendo a darse golpes de pecho y prometiendo como siempre lo han hecho en las liberaciones, millones de cosas que nunca les van a cumplir.


Ayer el tema se desarrolló con base en el frustrado operativo de entrega de unos nuevos secuestrados con la excusa de presencia de medios de comunicación en el área de liberación. Que dolor y que tristeza como se juega con el dolor ajeno, lo anhelos de paz de un país y la buena voluntad de las personas. ¡Sin tanto circo afortunadamente hoy los liberaron!


Para los que piden para la dignísima doctora Piedad Córdoba el premio Nobel de la paz, yo les daría mi apoyo si en lugar que ella ayude a liberar secuestrados, mejor ayuda para que sus amigos de los grupos irregulares no secuestren más. ¿No creen ustedes que sería mejor así?


No más secuestros, no más violencia, no más opresión, no más irrespeto por la vida, la familia y esta decadente sociedad. Que esta vez  sí por fin se firme la paz y nos dejen a las personas de bien tratar de hacer un mejor país.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez.
Síguenos en Twitter:
@chesitoJR
@sowhatcolombia



lunes, 11 de febrero de 2013

Karl Heinz Rummenigge vs. Johnny Ramirez y las prostitutas






Casi al mismo tiempo que Karl Heinz Rummenigge, en calidad de presidente del club de fútbol más importante de Alemania,  El Bayern Múnich,  adelantaba las gestiones para contratar al director técnico más importante y ganador en el mundo, Josep Guardiola,  en Colombia, el presidente del Itagüí, el señor Fernando Salazar, declaraba que “los jugadores de hoy son prostitutas vestidas de uniforme de futbol”.


Esto último a raíz de un inconveniente presentado durante la venta o transferencia de los derechos deportivos  de Johnny Ramírez,  un jugador de uno del Boyacá Chico, que no quiso volver a dicho club y prefirió quedarse jugando para el campeón de Colombia, el club deportivos de los Millonarios.


Es decir, mientras en Alemania, los jugadores tienen la posibilidad de llegar a la posición más importante del club en el que militaron, aquí los presidentes son oscuros directivos, que con algunas excepciones, generalmente están relacionados o tienen vinculaciones de dudosa procedencia.


Con esa declaración, el mencionado directivo colombiano pone de presente algunas consideraciones:


1.   Los directivos de los clubes de fútbol  en Colombia son todos unos “proxenetas”, que administran un conglomerado de “prostitutas” que al menos 2 veces por semana, en público, ejercen el oficio frente a miles de clientes, cómplices y alcahuetas que acuden a los estadios a contemplar el espectáculo, patrocinado por las empresas más poderosas del país, transmitido por las principales cadenas de tv y radio, en voz de los periodistas más conocedores y acuciosos de la patria.


2.   La   asociación de clubes profesionales se comporta a manera  de familia mafiosa, yakuza, etc., porque su labor consiste en establecer las reglas y condiciones para que esos conjuntos de “trabajadoras sexuales” trabajen a su servicio semanalmente,  recaudando jugosas utilidades.


3.   Por extensión,  el  estado colombiano, actúa como un simple pelele, que contempla cómo esa multinacional del crimen llamada FIFA, legisla e impone normas y condiciones, por encima de la ley laboral vigente en cada país,  para que el negocio funcione globalmente.


La diferencia entre culturas es monumental, evidente y en algo, chocante.


La “prostitutas”, jugadores en Alemania, ascienden y “coronan” posiciones que van dejando los “chulos” que los anteceden.


Sus equipos nacionales compiten en el magno  evento global que se celebra cada cuatro años, en el cual se reúne “lo mejor de la cosecha” de la “prostitución” a  nivel mundial.


En Colombia, salvo un mediocre y  pintoresco partido de despedida, los jugadores  “meretrices” se tienen que retirar,  a disfrutar de sus ahorros, si acaso fueron en algo disciplinados y juiciosos, o en el peor de los casos para servir de tema en un artículo de algún periódico o emisora local, relatando sus desventuras y pobrezas, después de ejercer “el oficio” durante muchos años y para diferentes patrones.


Nuestros equipos de “prostitutas” nacionales hacen unos papelones del “putas” y nunca avanzan  más allá de una segunda ronda en un mundial y generalmente terminamos contando, como en este caso, historias de “putas” tristes como lo llamaría nuestro nobel de literatura.


Pdta: Con el perdón de las trabajadoras sexuales de verdad.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


William Lagos
Ejecutivo en entrenamiento gerencial y de Marketing Personal
Gerente Minimal Logistics

jueves, 7 de febrero de 2013

Día sin carro en Bogotá – Elogio a la estupidez






Día sin carro en Bogotá – Elogio a la estupidez


Desde hace algunos años se repite una o dos veces al año la maravillosa idea de un iluminado político que en su momento era alcalde mayor de la capital colombiana, es decir Bogotá. Esta genialidad fue llamada “el día sin carro”.


Se habló mucho del tema, de la protección del medio ambiente, de crear la cultura de la bicicleta, la familiarización con los sistemas de transporte masivo y beneficios a los comerciantes de la ciudad, entre algunas tantas. La idea que inicialmente parecía ser buena, con el tiempo ha venido demostrando todo lo contrario.


Básicamente el que no se hayan obtenido los resultados esperados, podrían resumirse en los siguientes argumentos:


-     Porque protejamos el medio ambiente uno o dos días al año no quiere decir que lo vamos a salvar. Sería tan inteligente como pensar que a mi pareja la agredo, la maltrato, le soy infiel 363 días del año…. pero como le celebro y me comporto bien el día de su cumpleaños y el aniversario de estar juntos, entonces ya por eso todo quedó arreglado, soy el mejor hombre del mundo y merezco toda la fidelidad y amor de ella.


-      Bogotá no está preparado en su transporte público y menos en el sistema masivo (Transmilenio – SITP), para poder atender el aumento de la demanda de pasajeros que puede llegar a estar alrededor de un 40%.


-      La idea de crear la cultura de la bicicleta se quedó corta y podría estar mejor si la evolucionamos a la disciplina del ciclo montañismo. Por escenarios  no se preocupen, que con las vías en tan mal estado, que se asemejan más a trochas o caminos rurales de Bogotá, no habrá que hacer inversión adicional.


-      A una ciudad que soporta las cuatro estaciones el mismo día, se le hace mucho más difícil que la gente entre en la conciencia de usar transportes distintos a los de su automóvil.


-      Otro aspecto que debería tenerse en cuenta sería el de tener mejores sistemas de atención de emergencia, porque con tanto hueco y desnivel  en las calles ya lo que se va explotar no es la llanta del automóvil, sino la integridad física del ciclista.


-      La movilidad no mejoró en un porcentaje interesante y mucho menos en las vías que fueron habilitadas para tener la ciclovía. Fue terrible ver como teníamos una fila de autos de 2 kilómetros en vías como la avenida Boyacá y en esa misma distancia te encontrabas con máximo diez personas aprovechando del carril para ciclistas. Señor alcalde, la gente no iba a pasar el día disfrutando de las ciclovías, ya sean habitantes locales o los que vienen de afuera, todos trabajan en un día como hoy, si no lo hicieran, pues se dedicarían a la política y hasta llegarían a la alcaldía como usted.


-      Los comerciantes pierden cientos de millones de pesos en un día sin carro pero los únicos que no se dan cuenta o no lo quieren hacer, son los que impulsan ideas tan tontas como esta.


-      ¿Si la gente tomase la opción de cambiar el auto por la bicicleta, estará la ciudad preparada para tener tantos parqueaderos públicos para las mismas? ¡Creo que no! Con base en esto, si nos viéramos en la necesidad de guardar las bicicletas en los parqueaderos privados y van a facturar con las tarifas que cobran a los autos o las motos, donde la guarde todo un día con los precios exorbitantes de la actualidad, le podría salir más económico comprar una bicicleta nueva cada mañana.


-      Si le quedo grande a la policía contrarrestar el hurto de celulares… ¿No será que también el tema con las bicicletas se les puede salir de las manos?


Bueno en fin, tantas cosas que se vienen a la cabeza que sería de nunca acabar. Lo interesante de esta situación, es que no todo es malo porque se me genera la idea viendo hoy a los funcionarios de la alcaldía, como de la secretaria de movilidad, andar por la ciudad en bicicleta que ya que les gusta tanto y es tan bueno para ellos, pues que lo sigan haciendo. Analice cuanto se ahorrara en camionetas blindadas, gasolina para su movilización, apoyarán la disminución del tráfico de la ciudad, estarán más saludables y dinámicos. ¡¡¡En fin felices todos!!!


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Síganos en twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR



martes, 5 de febrero de 2013

La importancia de una buena comunicación con sus clientes




Ahora que tenemos la oportunidad con recursos humanos y medios tecnológicos de conocer más de los hábitos de consumo de los clientes, periodicidad de compra y muchos otros aspectos que son gestores de venta; resulta que el mercado se ha hecho globalizado, evolucionado, moderno y ya no solo es importante vender, sino que de igual forma debería ser el fidelizar el cliente. Cada vez tenemos más competencia, el cliente es más exigente,  conocedor de los bienes, servicios y ante todo quiere un valor agregado para quedarse con su empresa y no irse con la competencia.


Por eso es tan importante que usted mantenga una excelente comunicación con los consumidores de sus bienes o servicios y preste atención a sus quejas, reclamos, sugerencias, felicitaciones. En fin a todas y cada una de las cosas que él expresa.


Puede administrar esta información desde desarrollos de software y cultura de servicio como podría ser teniendo un CRM (customer relationship management), que no es más que la administración de las relaciones con sus clientes. Puede encontrar muy desarrollados y de un precio importante como son los de: SAP, Oracle, IBM o más económicos como Sugar, que lo recomiendo, y hasta el mismo Zoho. Por supuesto, si no escucha a su cliente, no lo retroalimenta y sus funcionarios no tienen vocación de servicio no servirá para nada, serán cifras y proyecciones sin realidades. 


Otra de las formas de contacto con el cliente está en los correos corporativos de servicio al cliente, los cuales deben estar siendo revisados por lo  menos 3 veces por día, los cuales deben brindar información y respuestas reales y no solo palabras bonitas que maquillan los problema de todas las personas que nos escriben. Los únicos correos que no se responden allí, son los que vienen con amenazas, con contenidos malintencionados, que no tienen nada que ver con nuestra actividad empresarial y que son enviados por personas que solo buscan ofender y causar miedo (en nuestros días es tan fácil ser valiente detrás de un teclado).


Las redes sociales son otro muy buen puente de conexión con el cliente, pero por favor, si no va a brindar la atención adecuada, es mejor que ni haga la apertura de las mismas.


Las líneas de atención al cliente son otra vía de conexión con sus clientes, en esta área por favor tenga funcionarios que conozcan perfectamente de la operación de su organización, que tengan vocación de servicio y que siempre se coloquen en el lugar del cliente y con base en esto busquen múltiples formas de brindar las soluciones correctas, oportunas y en los términos solicitados. No basta con una voz cálida, un acento sensual o una frase sobre cargada de promesas al inicio de la llamada. Recuerde: “Enredar y confundir no es servicio al cliente”.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones.
Se despide su amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez.
Síganos en twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR