miércoles, 19 de junio de 2013

Selección y capacitación de personal – ¡Mucho atraso, altos costos y poco profesionalismo!





Como siempre buscamos estar un paso adelante de nuestra competencia, nos dimos a la tarea en los últimos 6 meses de estudiar el mercado colombiano de las empresas de reclutamiento, selección de personal, las que ofrecen los servicios de consultoría en clima organizacional y las áreas de talento humano internas de dichas empresas. Los resultados son tan regulares como preocupantes por el mal enfoque que se les está dando a las psicólogas organizacionales.


Mirémoslo primero desde el punto de vista de las empresas de reclutamiento o head hunter:


-      Si son temporales, bolsas de empleo o las viejas cooperativas pequeñas que aunque se prohibieron por ahí andan, ven a los prospectos como rebaños que hay que arriar. Son hojas de vida en venta y parecen mercados persas. De la manera como atienden a las personas es mejor no hablar y su propio nivel de clima organizacional es un reflejo de lo lejos que están de conocer lo que es el significado de la palabra respeto.


-      Los irrespetos a la hora de entrevistar y el despotismo de hacer las mismas es de terror y de entrar a una empresa, las personas no lo hacen por gusto sino por necesidad. Horas de retraso para su atención es otra cosa que no se deberían permitir en lo absoluto.


-      En temas de pruebas psicológicas lo que se encuentra en el general del mercado es aún más deprimente, porque se usan después de 20 años pruebas como Wartegg o el IPV. Recordando los inicios de los 90, vienen a mi mente como se asesoraba comercialmente en aquel entonces: papeles, brochure, carpetas, acetatos, ayuda ventas de papel, eran el soporte físico de atención. Ahora se hace con computadores, tablets y demás. La pregunta sería… ¿Sí evolucionaron los vendedores porque no lo hicieron las pruebas para su selección?


Ahora vayamos a las empresas que hacen consultoría en clima organizacional y que algunas veces hacen como valor agregado el ítem anterior:


-      Las campañas de integración son discriminatorias porque no pueden unir las 3 gerencias, entonces algunas capacitan las mismas por separado como sí existiesen tres empresas y no una en realidad.


-      Cuando alguna empresa como proveedora de servicios desea vender sus bienes o servicios a la organización que les contrató y ellos son el canal de filtro, se siente con el derecho de mal tratar a los mismos, generando con esto no solo rechazo a la consultora sino a la marca que les contrató y en algunas ocasiones más a esta última que es fatal para la imagen corporativa.


-      En temas de capacitación de áreas comerciales para citar un ejemplo también están en el pasado, porque aún siguen realizando su labor con las antiquísimas “clínicas de ventas” que es lo más funesto que se pudo inventar.


Las áreas de talento humano interno en un alto porcentaje unen los problemas de las dos formas anteriormente expuestas y poseen una doble moral por así llamarlo; porque por un lado están promulgando un amor a su empleo la empresa y lo demás, pero por el otro cuando la gente llega a conseguir trabajo, a pedir una ayuda, orientación, o lo que sea a sus departamentos las directivas de aquellas áreas no lo aplican. Entonces ¿Cómo exigir algo que no profesó?


Para todas las personas que trabajan en estos departamentos piensen que no son ni Jesucristo ni los gestores del milagro del trabajo, ni nada por el estilo, son simplemente un engranaje de un sistema en el cual todos y cada uno de sus elementos es importante. De no ser así, que sería de ustedes sí no existieran las personas que desean trabajar y cubrir las vacantes que sus superiores les exigen.


Para cerrar, cuando reciba proveedores, bríndeles el respeto que se merecen y diga “NO” cuando tenga que hacerlo sin dilatar la situación. ¡Recuerde que esa empresa que es proveedora a la mañana, capaz que puede ser su cliente potencial a la tarde!


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR





2 comentarios:

  1. en mi opinion personal diria que en el momento en que las empresas dejen el pensamiento de generar un beneficio unico para ellos y lucrarse las cosas cambiarían, digo que pensando en beneficios colectivos teniendo en cuenta a todos sus trabajadores generaría compromiso, rendimiento, eficacia, profesionalismo y bajo costo, tendrían personas comprometidas pensando de que si la empresa donde ellos trabajan crece, ellos al igual crecerán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente de acuerdo con vos, es un trabajo en equipo compartido, con respeto y con un real gana-gana. Excelente opinión, te la agradecemos.

      Eliminar