miércoles, 31 de julio de 2013

La manipulación y las habladurías no pueden ser pilares de su clima organizacional





Foto: amigos So What? Emprendedores con políticas corporativas claras.


Por desgracia para las PYMES, muchos de sus propietarios, junta directiva o ejecutivos, basan la cultura de clima organizacional, sobre los pilares del chisme, habladurías, comentarios de corrillo o como le llamen en el país donde usted amablemente me lee.


Para acabar de acrecentar este tipo de errores empresariales, siempre se busca para cumplir dicha misión a empleados que son verdaderas marionetas o títeres y que se dejan mover aparentemente tal y como quieren sus jefes.


Lo antes mencionado es un total error y una pésima imagen para su empresa, afecta las relaciones públicas con organizaciones que en temas de clima organizacional, sí tienen claro y estructurado como manejar dichos principios. Le aconsejo hacer un examen de conciencia, evaluar lo que le menciono, saque sus propias conclusiones, sí en algo coincide conmigo, le dé un cambio radical al tema y construya una real política con su empleado interno.


Tenga en cuenta:


-      Ese empleado que le da gusto en todo no por corazón, sino por el simple hecho de quedar bien, ganar un dinero o evitar dar opiniones, como lo hace con usted lo puede hacer con cualquiera, entre ellos podría incluir su competencia o enemigos de la empresa.

-      El mismo empleado al no tener carácter, criterio y saber decir ¡no! También lo debe hacer a la hora que, le propongan cosas ilegales dentro de su empresa.

-      Muchos de estos chismes y habladurías pueden generarse por este tipo de personas para protegerse cuando analizan que a su organización pueden llegar mejores personas, productos o servicios que regularmente al ser tan buenos para la entidad no lo son para dicha persona. Usted inocentemente le creerá y perderá la oportunidad de mejores caminos por recorrer para usted y su empresa.

-      Como a usted le cuentan de acciones y rumores, capaz que por confianza terminara contándole cosas privadas que serán sus secretos en boca de un enemigo potencial.

-      Para un ejecutivo de su nivel está muy mal estar perdiendo el tiempo con estas acciones y no aprovechándolo para hacer planes que si sumen en realidad.

-      Ese títere o marioneta que usted mueve a su acomodo el día de hoy, mañana puede ser su mayor enemigo.


Con base en lo anterior ¿Estará bien que siga manteniendo su comportamiento? Yo pienso que debe cambiar porque analizo que usted está durmiendo con el enemigo.


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia
@chesitoJR




No hay comentarios:

Publicar un comentario