martes, 3 de septiembre de 2013

Lo lindo de la doble moral





Lo lindo de la doble moral, radica en que nos sirve para darle una explicación a cualquier acto desleal, corrupto, sucio, desalmado, cobarde, promiscuo y lo que se le pueda ocurrir, para quedar bien ante los demás y sobre todo para mentirse usted mismo.


En un continente decadente como los es Latinoamérica, que pretende vivir en el pasado, que día a día se desangra por la violencia, es patético encontrar en un porcentaje tan alto, personajes funestos que hacen de la doble moral su código de ética parcial.


En plano siglo XXI, hasta cuando el Papa Francisco, ve a la comunidad LGBTI, como lo que son: gente normal, con  un gusto distinto al común de las personas; en este continente en la mayoría de países se siguen dando golpes de pecho para darles el reconocimiento y el respeto que se merecen. Se sigue hablando que son enfermos, poseídos y cuanta brutalidad se les ocurra.


En días pasados en una conferencia de Marketing Personal brindada por quien les escribe, uno de los asistentes se quejó porque yo había colocado en la sección de las prohibiciones a la hora de subir fotos a redes sociales “una mujer en vestido de baño”, para él, eso era terrible en una empresa tan conservadora en sus políticas; mismas que por cierto cuando les pregunte cuales eran en dicha actividad, me toco a mi decírselas, porque ellos, los funcionarios de dicha organización no las sabían.


Por seudo pensantes como estos es que vivimos en un mundo colapsado, con niveles de embarazo cada vez a una más temprana edad, los niveles de prostitución suben día a día (Muchos de estos puritanos, son sus clientes fieles en la sombra), el respeto por la mujer es más utópico y cuanta cosa se les puede ocurrir.


Las mujeres que dicen que un hombre es: aburrido, intenso, inmaduro, fastidioso, horrible, insoportable pero lo tienen en el Facebook, Twitter, PIN, WhatsApp, Viber, Linkedin, teléfono celular, Skype y dejan cualquier puerta abierta con el fin de ligar alguna invitación, así esta les traiga problemas o tragedias a futuro. ¡Siquiera no les gusta, la tienen clara y son muy serias!


Es hora de quitarnos la venda de la estupidez de los ojos y ver la realidad, aprender que el mundo evoluciona, que muchas cosas, personas, situaciones no son como antes, que se vive, actúa, respeta, relaciona, de manera diferente. Me deprime que lastimosamente esto seguirá pasando y nada podré hacer ni con mi blog, ni mis conferencias y se hará una verdad absoluta la siguiente frase que me encontré en un libro: “No trate de enseñarle a un cerdo a cantar; pierde su tiempo y el cerdo se irrita –Anthony de Mello (del libro Despierta)”. ¡¡¡Hasta pronto!!!


Como nos interesa bastante su opinión y brindar temas de interés, le invitamos a escribirnos, a seguir dándonos sus opiniones y a proponer temas para que sean desarrollados por nuestro equipo creativo y de investigación, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leernos y darnos sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.

Síganos en Twitter:
@sowhatcolombia

@chesitoJR

No hay comentarios:

Publicar un comentario